Dermatología

ACNÉ

Es una enfermedad de los folículos pilosebáceos caracterizada por la inflamación crónica de las glándulas sebáceas que están localizadas en la cara, la espalda, el pecho, los hombros, e incluso la parte superior de los brazos. A pesar de no ser una enfermedad grave, puede afectar en gran medida la calidad de vida del paciente.

En su aparición influyen alteraciones hormonales, predisposición genética, estrés y la ingesta de algunos medicamentos como corticoides o ciertos tratamientos hormonales. La causa exacta del acné es desconocida, pero se sabe que el factor más determinante es la predisposición genética.

Las lesiones de acné pueden dejar marcas y cicatrices permanentes por lo que es importante realizar un tratamiento precoz y adecuado.

Las lesiones de acné son variadas, pudiendo aparecer desde pequeños granos rojizos en la cara, hasta lesiones profundas como quistes y nódulos tanto en la cara como en los hombros.

Tratamiento:

Es muy importante individualizar cada caso a la hora de tratar el acné para obtener óptimos resultados.

Para formas de acné leve, existen múltiples tratamientos tópicos: peróxido de benzoilo, eritromicina, clindamicina, acido salicílico, acido glicólico, ácido retinoico, ácido azelaico, etc

Para formas moderadas y severas de acné, el tratamiento más utilizado es un derivado de la vitamina A (isotretinoína), un retinoide oral muy efectivo.

En ANGELUS DEI, contamos con los mejores tratamientos para los diferentes grados de acné y secuelas de acné, tales como: tratamiento médico, láser IPL para acné activo, láser co2 DEKA Smart Xide Touch (el mejor láser a nivel mundial para cicatrices de acné), mesoterapia enzimática, peelings, Dermapen (microagujas), subcisión, lipoinjerto de grasa y ácido hialurónico.

Ver vídeo
Dermatología

SECUELAS DE ACNÉ

Las cicatrices de acné constituyen un auténtico reto por tratarse de cicatrices que afectan a zonas expuestas como la cara y que por lo general son cicatrices antiguas.

Tipos de cicatrices de acné:

1.Cicatrices HIPERTRÓFICAS o QUELOIDEAS: son aquellas cicatrices sobreelevadas. Suelen aparecer tras acnés muy inflamatorios y son más frecuentes en la zona del escote y espalda.

2.Cicatrices atróficas tipo ICE-PICK (en picahielos): son las más frecuentes, hasta el 60-70% de las cicatrices atróficas. Se reconocen porque son estrechas y profundas, en forma de V.

3.Cicatrices atróficas tipo BOXCAR (en vagón): 20-30% de las cicatrices atróficas. Más anchas y de profundidad variable, con forma de cubo.

4.Cicatrices atróficas tipo ROLLING (onduladas):15-20% de las cicatrices atróficas. Son las más anchas pero superficiales y de bordes suaves.

Tratamiento de Cicatrices de Acné

Hay una amplia variedad de opciones de tratamiento que incluyen la terapia láser, peelings, enzimas recombinantes, dermapen, inyecciones de relleno e incluso cirugía; dentro de las cuales se señala a la terapia con láser como la más efectiva. Sin embargo, hay que tener en cuenta que a menudo se combinan varios tratamientos para obtener los mejores resultados.

Las cicatrices amplias con hendiduras mejoran estéticamente mediante un procedimiento denominado subcisión, en el cual se realizan pequeños cortes bajo la piel hasta liberar la cicatriz tisular. Esta técnica permite a la piel recobrar sus contornos normales.

En ocasiones las cicatrices se tratan inyectando sustancias como ácido hialurónico o grasa, las cuales  levantan el área cicatrizada para dejarla al nivel del resto de la piel.

En ANGELUS DEI , consideramos imprescindible el contar con una Unidad de  Cicatrices multidisciplinar ( Dermatología y  Cirugía Plástica) para ofrecer las mejores soluciones a nuestros pacientes. Resaltamos además que contamos con el mejor equipo de laser CO2 fraccionado a nivel mundial para cicatrices: LASER CO2 DEKA SMART XIDE TOUCH.

Dermatología

ROSÁCEA

La rosácea es una erupción facial común caracterizada por enrojecimiento, telangiectasias (venitas), rubefacción, hiperemia, pápulas (granitos) y pústulas, que empeoran en verano (con la exposición solar). Suele aparecer en pacientes mayores de 30 años, predominantemente mujeres.

La causa es desconocida. En concreto, viene determinada por la herencia familiar, la exposición solar, el color y el tipo de piel e incluso algunos medicamentos. En algunas personas influyen factores hormonales como la menopausia.

Tratamiento:

Evite la exposición solar mediante el uso de fotoprotectores.

Para las formas leves  podemos utilizar compuestos tópicos, como el metronidazol.

En las formas severas estará indicado asociar además un antibiótico vía oral, como las tetraciclinas. En los casos con recidivas crónicas o que no responden se debe considerar la isotretinoína.

El componente vascular residual de la rosácea (telangiectasias) puede tratarse de manera muy eficaz con los láseres vasculares (láser de colorante pulsado, láser Nd:YAG )

El componente fitomatoso (rinofima de la nariz) pueden tratarse con cirugía o láser CO2.

Dermatología

MELASMA Y MANCHAS SOLARES

Las manchas en nuestra piel son una de las alteraciones que más impacto negativo tienen en la estética facial. Pueden ser de diferentes tipos, destacando los léntigos y el melasma por su alta frecuencia.

Melasma, es el término utilizado para describir una hiperpigmentación de color castaño, localizada en la cara.

Léntigos son manchas en forma de lenteja, que aparecen generalmente en áreas expuestas al sol (cara, escote, dorso de manso, piernas o antebrazos, zona de hombros)

Existen diferentes opciones de tratamientos eficaces y seguros, tales como  las fórmulas despigmentantes, pastillas, peelings y láser. Será fundamental elegir el tratamiento más adecuado para cada caso.

En general el tratamiento más novedoso, actual y efectivo para las manchas son los láseres ( láser de Alejandrita, Q-Switched , y  Luz Pulsada Intensa).

En ANGELUS DEI le ofrecemos la mejor tecnología en láser y los tratamientos adyuvantes para lograr el control de sus manchas.

Dermatología

ALOPECIA O CALVICIE

La caída del cabello es uno de los problemas dermatológicos que más puede llegar a afectar la calidad de vida, especialmente en las mujeres.

Las formas más frecuentes de alopecia son la androgénica, el efluvio telógeno y la alopecia areata, pero existen múltiples patologías que pueden provocar caída de cabello y entidades propias que afectan al cuero cabelludo, como el lupus discoide, el liquen plano pilar, la alopecia frontal fibrosante, las tiñas, etc.

La causa más frecuente de alopecia en los varones es la llamada alopecia androgénica, proceso originado por factores genéticos y hormonales, en el que se produce una miniaturización progresiva de los folículos pilosos, hasta que finalmente se desprenden y el paciente percibe una disminución de la densidad, que suele iniciarse en las entradas y en la coronilla. Afortunadamente, existe un tratamiento efectivo para frenar la evolución de la alopecia y mejorar la densidad de cabello en el cuero cabelludo. En los casos en los que existe una pérdida de densidad apreciable, el tratamiento quirúrgico mediante el trasplante capilar con microinjertos produce una mejora llamativa con un resultado totalmente natural.

Las formas más frecuentes de alopecia en la mujer son el efluvio telógeno y la alopecia androgénica. En el caso del efluvio telógeno, las pacientes perciben un aumento de la caída del cabello tras lavarse el pelo, en la almohada, etc. Se trata de un proceso reversible, que puede estar originado por diferentes causas como el embarazo, el estrés, dietas, etc.

En estos casos de alopecias es imprescindible una adecuada valoración dermatológica por personal experto para un correcto diagnóstico y tratamiento de la alopecia.

Dermatología

DERMATITIS ATÓPICA

La dermatitis atópica constituye más de un tercio de las consultas de dermatología infantil. Es una enfermedad caracterizada por predisposición a dermatitis, alergias o asma.

Esta condición puede estar presente en cualquier edad desde la infancia hasta la edad adulta, sin embargo, la mayoría de los niños mejoran al llegar a la adolescencia.

Los síntomas más característicos son: placas rojas y descamativas, picor intenso, grietas en manos y pies, reactividad de la piel frente a diversos productos de higiene, cloro etc.

Podemos emplear distintas terapias como cremas o ungüentos con esteroides, inmunomoduladores tópicos, y antihistamínicos orales entre otros.

Prestamos especial atención a la prevención de recaídas una vez controlado el brote y a la formación de los padres,  para asegurar mayor éxito de nuestros tratamientos.

Dermatología

DERMATITIS SEBORREICA- CASPA

La dermatitis seborreica es un trastorno común de la piel que afecta generalmente el cuero cabelludo, pero también zonas oleosas del cuerpo, como el rostro, los costados de la nariz, las cejas, las orejas, los párpados y el pecho.

Se trata de una enfermedad inflamatoria que causa manchas escamosas, enrojecimiento y caspa persistente.

Nuestro médico evaluará su caso, de ser necesario le recomendará realizarse algún procedimento  o le prescribirá el uso de algunas cremas, lociones, medicinas o antibióticos según sea el caso o la afección que usted presente.

Dermatología

NEVUS O LUNARES

Un lunar, o ‘nevus melanocítico’, es una pequeña mancha o lesión pigmentada de la piel de carácter benigno y persistente. Los lunares pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y lo más común es que aparezcan desde la infancia hasta los 40 años. Algunas veces incluso nacemos con algún lunar.
Usualmente, miden menos de 5 milímetros de ancho. Son redondos u ovalados, con una superficie lisa y un borde definido, pudiendo ser desde color marrón oscuro a rosado. En ocasiones, sobre todo en los congénitos, es frecuente observar la presencia de pelos en el nevus.

Siempre hay que consultar con un dermatólogo para que valore si ese lunar o peca presenta signos potenciales de malignidad mediante dermatoscopía o biopsia si existen dudas.

Si se opta por eliminarlos, puede realizarse cirugía o láser de CO2 dependiendo de la evaluación del dermatólogo. Para su prevención es imprescindible el uso de bloqueador solar de acuerdo a tu tipo de piel.

Dermatología

CÁNCER DE PIEL

El cáncer de piel es el cáncer más frecuente de la raza humana.

Existen tres tipos de cáncer de piel más comunes: carcinoma basocelular, carcinoma espinocelular y melanoma. Afortunadamente, todos los cánceres de piel son curables si se detectan a tiempo. El melanoma es el más preocupante, porque se trata del cáncer de piel de peor pronóstico.

Durante los últimos años ha habido progresos importantes  para tratar el cáncer de piel. Este desarrollo nos permite ofrecer un tratamiento cada vez más personalizado a nuestros pacientes.

Dermatología

INFECCIONES BACTERIANAS, VIRALES Y HONGOS

Las infecciones cutáneas bacterianas más comunes incluyen: impétigo, foliculitis, forunculosis, ántrax, abscesos cutáneos, celulitis y erisipela. La mayoría es causada por Staphylococcus aureus Streptococcus grupo A beta hemolítico. Cuando el diagnóstico es precoz y el tratamiento adecuado, estas infecciones usualmente son curables.

Las virosis de piel y mucosas generan un espectro amplio de manifestaciones tanto circunscritas como generalizadas, tales como: verrugas, molusco contagioso, herpes simple, herpes zóster, varicela, etc.

Las infecciones fúngicas de la piel son patologías de carácter benigno que no implican riesgo alguno para la vida del paciente. El calor, la humedad y una higiene algo deficitaria favorecen su aparición. Las micosis cutáneas pueden clasificarse en tres grandes grupos: dermatofitosis o tiñas, candidiasis intertriginosa y pitiriasis versicolor.

Dermatología

NEVUS DE OTA

El nevus de ota es un lunar o una mancha hiperpigmentada de color gris azulado con bordes imprecisos y tamaño variable. En el 90% de los casos se extiende a un lado de la cara. Estos lunares aparecen desde el nacimiento en un 50% de los casos, y el resto durante la etapa de la pubertad.

En ANGELUS DEI contamos con el láser Q-Switch una solución garantizada para atenuar la hiperpigmentación de esta mancha.